Haciendo una reflexión, como futura maestra “con carrera” y actual docente, sobre todo con lo ocurrido en estos casi dos años de carrera, y mientras leía varios artículos y analizaba a distintos autores, entre otros, Arturo Pérez Reverte, no he podido callarme más. Está claro que para ser un profesional en España tenemos que depender de un cable, un enchufe y un buen cargador de batería para que no nos dejen agotados al ver tanta gente conformista y anti-luchadora. Sí, a todos aquellos que ni siquiera mueven un dedo por los derechos y libertades que ya conseguimos en su momento, gracias a las guerras y guerrillas en las que nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, y también sus mujeres, con sus respectivas muertes y torturas en nombre de la libertad se quedaron por el camino, dejaron sus lenguas entre cuchillas, y cortejaron amenazas para salvar a sus hijos, ésto, con suerte.

No me hago a la idea de que sigamos dejando que la educación se contamine, se manche de sucias mentiras y tratos políticos, más si cabe, de ideologías de partidos políticos como religiosas. Después de tantos años luchando por la libertad, han pasado los siglos y cada día se nos ve más el culo por un agujero llamado selfie. Cada día nos preocupa más si compartimos los pies con vistas a la playa o lo que nos queremos unos a los otros, y luego hay personas que incluso no se aguantan, y se critican. No sabemos convivir ni respetar a los demás, o intentamos tener un bienestar comunitario, ni respetamos las ideas sin acribilllar al vecino, mentimos, engañamos y tenemos miedo de decir la verdad de lo que uno es, como persona en sí mismo… Y démosle las gracias al grado educacional que nos han concedido -pedido de rodillas- en España, y, que aún, se agarra como una sangüijuela a nuestros cerebros y nos absorse los sesos adoctrinando nuestra propia sangre.

Hemos dejado que, después de la revolución y la lucha por una educación mejor, con un sistema altamente preocupado por la producción y por el ser humano como máquina, sigan comiéndonos la cabeza con preocupaciones fuera de sentido y sin razón, banales e impropias de un pueblo que puede vivir con derechos, a vivir in-derechas, y, sino caminas bien derecho o dices alguna verdad como que los que nos juzgan tienen el poder de nuestra vida, y nosotros se la hemos concedido legítimamente, te caen más años de cárcel que al de las tarjetas negras o al de los sobres, por no enumerar a la panda de ladrones que sustenta España. Así, sin rechistar, con una mano ciega en las urnas y la boca callada por un sueldo que nos deje un sin vivir diario, dejáis a vuestros hijos en manos de un gobierno manipulador y ladrón de sueños, ilusiones, y el sustento de una familia -si se puede llamar así-. Y es que ya, nos recortan hasta en el carnet de identidad, por no decir que nos cortan las manos sutilmente y nos cosen la boca, con sus leyes in-decentes.

Señores y señoras: la educación es el sustento de un bienestar social y cultural; una puerta hacia la dignidad, hacia el poder de elegir libremente sin hacer daño; es saber,  conocimiento de uno mismo y de los que nos rodea, así como de lo que fue; es la libertad de expresión encarcelada en cada uno de los niños y niñas,  y personas, que por desgracia sufren y sufrieron ésta represalia, y a día de hoy, adultos ya, están viendo lo mismo. Ésto, siempre y cuando todos los docentes sean vocacionales y estén por la labor, no amargando a una piara de chiquillos que serán los futuros ciudadanos, aunque aún no hayan ejercido su profesión, gracias a la gran admiración que nos tienen en éste país.

Y es que, la actividad educativa es el origen de nuestros tiempos; el ser que descubrió el fuego; la invención, de mujeres y hombres; la capacidad de crítica y de conocer la dignidad y el desarrollo íntegro de una persona; los escritores y escritoras que reflejararon los siglos para no volver a caer en el mismo error; es el ser uno mismo con conocimiento de causa y efecto, sobre el sitio que nos ha tocado vivir y cuidarlo. Y también, por desgracia, el sustento manipulado donde se mueve mucho dinero, pero se cobra mal, no se dignifica la habilidad de las personas que dedican su vida a crear el futuro de la sociedad, en las escuelas, pues lo único emergente y urgente es crear dinero y a anti-pensadores para que no den muchos problemas a los que cada día intentan sólo tener lo que es propio. Con una palmadita en el cogote y que tengas para vivir, cállate que es más justo.

Aún así, éstos valientes soldados (hombres y mujeres) de libros y sueños siguen de pie, luchando dia a día con un lápiz, un papel, un sacapuntas, y con un escudo llamado verdad. Y seguirán de pie todos aquellos que estén por la labor de que el cambio se produzca y se callen las bocas de insensatos y desconocedores del proceso educativo.

Sólo digo una cosa: cada día somos más las personas que luchan por la educación y la esperanza de éste país; de una forma u otra, ya ha estallado y se han soltado los cabos de la revolución, y ojalá explotase un verdadero compromiso social, con sus maestros y sus maestras, pues sin ellos, se seguirán extinguiendo los pocos valores que nos quedan, como los dinosaurios, y sólo seremos un fósil que intentó aprender y compartir los valores internos y los de otros, dede los principios de los tiempos, y sólo consiguió ser un eslabón sin sentido en ésta evolución descerebrada que nos consume.

Pd: Para educar España, hace falta saltarse las normas impuestas que nos impiden hablar y empezar por darle clases a aquellos que se creen con clase y visten con traje de chaqueta, pagado con el sudor de otros.

-Tener un bonito día, no lloréis y levantad la mirada, siempre-

Patricia López Castillo.

3 de mayo de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s