Dar las Gracias

Una mañana, de repente, amanece y me dan ganas de dar las gracias a la vida por todo lo que me ha sucedido hasta el día de hoy. Dar las gracias se está perdiendo en muchos aspectos de la vida, y hoy quiero hacerle un homenaje.

Nos olvidamos que es una palabra que todo el mundo agradece y que siempre saca una sonrisa al que lo recibe y, sobre todo, al que la entrega.

Estoy en un momento de mi vida donde agradezco todos los maestros y maestras que se han presentado para que aprenda de ellos, como dicen los terapeutas, sobre mí misma.

Es curioso entrar en mi mundo y encontrarme conmigo misma y sentir que todo está bien, que todo ha estado bien desde que nací, pues la vida me ha puesto pruebas sin límite en todos los ámbitos de mi vida; laborales, sentimentales y de pareja, de amistad, familia, compañeros de universidad, profesores…

Hoy le doy un toque de humor a todos mis demonios que se han enfrentado a esas personas que se han ido apareciendo a lo largo de mi vida. Tanto a las que se marcharon como a las que se han quedado a mi lado y apuestan por mi ser, sin tapujos y con toda la verdad por delante.

Dar las gracias por las risas, las sonrisas, las carcajadas, la envidia, la ira, los celos, el amor, la felicidad, la tristeza y un millón de emociones existentes en mi interior, así como su comprensión o escucha. Dar las gracias por el conocimiento compartido, los bailes, los viajes, las personas vividas…

Es muy difícil darse a conocer en esta sociedad tan demoledora por las prisas, la economía, la política y la búsqueda del poder; uno pisa al otro para conseguir lo que se desea.

Mis experiencias han hecho ser lo que soy, y agradezco cada uno de esos momentos incomprensibles, al principio, de mi parte y desde mi inconsciencia.

Mi mente es libre y mis actos han sido lo que he aprendido durante estos años. No me arrepiento. Me alegra saber que cada día expongo mi punto de vista y a quien no le guste, lo único que puedo hacer es aceptarlo y aprender de qué es lo que puedo mejorar y qué he hecho para que ocurran ciertas situaciones.

Es verdad que siempre he procurado hacer el menor daño porque, cuando se trata de heridas y traumas infantiles, es más difícil sobrellevar las relaciones personales. Aún así, agradezco a todas las personas que se han interesado por mí, las que han estado a mi lado, las que se alejaron en algún momento y volvieron sabiendo que yo era sólo un reflejo de sí mismos.

Agradezco todo el poder que mi mente (y la vuestra) tiene, pues sin ella sería una roca sin sentimientos ni cerebro.

Agradezco poder levantarme y saludar al sol aunque esté nublado, pues él siempre sale sin rechistar para calentarnos el día y darnos luz a tantos momentos tenebrosos que suceden en el día.

Agradezco seguir viva y contar con todo el fuego que llevo. Por eso escribo, para no olvidarme de lo intensa que es y ha sido mi vida y de que lo que ocurre es para que se cierren las heridas.

Así me lamo las heridas, las sonrisas y las dudas, desde el agradecimiento por todos y cada uno de los que me aportáis y habéis aportado un despertar, una apertura de ojos y de conciencia que me llevaré a la tumba feliz, de no haber sido una infeliz.

Con esto, haceros saber que no está de más dar las gracias y agradecer todo lo que la vida os está dando, porque lo que no os da no lo necesitáis, sólo necesitáis lo que llega para conocer y ser sabios del poder que hay dentro de vosotros mismos.

Buscad en vuestro interior y no tengáis miedo de expresar lo que sentís (evidentemente esto no se hace con todo el mundo), seguro que alguien estará para daros la manos y ayudaros a ver la verdad, siempre y cuando siempre tengáis voluntad de conocer.

Un abrazo, enredados.

Y que paséis unos bonitos días.

Sonríe.

Todo es perfecto.

@poetisaenredada (FB, IG, TWT)

Patricia López.

Publicado por Poetisaenredada

Cordobesa. Poetisa. Enredada a la Vida. Maestra de Educación Primaria + Ed. Física y Lengua Francesa. Amo la interpretación. Escribo poesía desde niña. Escribo mucho y de todo, supongo que para liberarme y liberar a quien me lee o escucha... ¿Te quedas? Estudio cómo gestionar las emociones y los comportamientos a través de las letras y el baile. Veo un mundo paralelo y he decidido a compartirlo ¿Te quedas? Tengo un libro de poesía publicado: Las Ruinas del Presente (2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: