A pie de Guerra y ¡Salud!

Ellos, al pie de guerra,
Yo a pie de la Salud,
ustedes la manejáis,
al servicio, siempre fuerza,
un paso en falso, uno adelante,
según ejerza,
¡os levantáis!
-¡Protegéos mis valientes!-
-¿Con qué mi capitán?-
¡Bolsas de plástico soldado!
Cúbrase: cuerpo, cabeza y manos
¡Que nos crecen los enanos!
Y en el circo, como escudero,
portafolios de sombrero, entretanto.
-¿Y para la boca?-
Una dosis antihisterismo
para callar ahora mismo
a los gobernantes
y ricachones,
que vienen al hospital
con victimismo,
y la cartera bien engordá.

Y Don Dinero se regodea
desnudo, frente a Naturaleza,
deudas al descubierto
¡no se salva ni el alcalde!
A carcajadas se ríe,
de todos los del pueblo,
la historia se refleja;
el vivir a su Manera.
Anda y calla
-le dice la Madre-
Tú no sirves para Nada,
Con dinero o sin dinero
bolsillos de tierra
y boca cerrada,
pies enjutos a la alborada
algún día serás mío,
como todos, en este Planeta.

El miedo interrumpe las calles,
el silencio se estremece
los sueños cantan bajito
y los Valientes
juraron por nuestra bandera
protegernos en su trabajito.

Ni colores, ni palabras,
muerte y recuerdos,
vida, después muerte.
Política entre caos,
pérdida de tiempo
entre vahos;
¡Acercáos!
Dios, Alá y Yahveh
reparten suerte por doquier.

Pd: Coronavirus 2020, por si no estoy, que la historia os salve a los que venís detrás.

1 de marzo de 2020

Patricia López Castillo.
@poetisaenredada