Papá, quiero ser profesora de Educación Física: “Tú no puedes, eres una niña”.

Cuantas veces habré escuchado esta contestación, cuántas. La primera vez fue cuando empecé a bailar al son de la música. Veía en la televisión a las atletas saltar a metros imposibles, nadar a velocidad inhumana, competir en grupos acrobáticos, en bailes de hip-hop ( y, en general, todo tipo de música); y, entre todos losSigue leyendo “Papá, quiero ser profesora de Educación Física: “Tú no puedes, eres una niña”.”

Más tarde o más temprano: Venganzas en Vano.

Cada uno tiene su forma de ser, de ver, de oír este mundo, pero me asaltan las dudas, las lágrimas y mis dedos ruedan al compás de cientos de llantos. Me embeleso en la oscuridad de la noche atropellando mi cerebro con noticias encriptadas en un primer duelo de palabras esperanzadas que no vienen aSigue leyendo “Más tarde o más temprano: Venganzas en Vano.”